Sígueme!

Pastel de Espinacas y Patatas Gratinado


Hoy vamos con un delicioso pastel de espinacas y patatas, muy rico y sobre todo buenísimo para recuperar  energías!
Hace tiempo que ya no se ven en la tele los dibujos de Popeye!!!
Recuerdo de niña que era verlo y estar convencida de que gracias a comer espinacas tenias una fuerza monumental. La historia cuenta que fue justamente creado para concienciar a la población estadounidense de comer espinacas ya que había muchos casos de anemia en la población y se pensaba que las espinacas eran una gran fuente de hierro.
Tal fue el boom de Popeye que la producción de espinacas se disparó a tal punto que en la ciudad tejana, Crystal City, donde se producía la mayor cantidad de espinacas se erigió una gran estatua de Popeye en agradecimiento. 
La cuestión es que las espinacas no solo tienen hierro, sino también yodo, potacio, calcio, fósforo y magnesio.
Es una de las verduras con mayor cantidad de betacaroteno (provitamina A), y vitaminas A, B, C y E. Tanto la vitamina C como el betacaroteno son antioxidantes, por lo que su consumo nos protegen contra el cáncer. También se encuentra el ácido fólico, una vitamina importante para el sistema nervioso, ideal e indispensable para las mujeres, antes y después del embarazo.

Ingredientes:
2 paquetes de Espinacas
3 Patatas medianas
3 Huevos grandes
200ml. Nata líquida
3 dientes de ajo
Nuez moscada
Aceite de oliva
Sal y pimienta
Orégano
Queso Mozarella para gratinar.

Preparación:

En una sartén a fuego mínimo calentamos un chorrito de aceite de oliva, picamos los ajos y los salteamos muy poquito, luego vamos agregando de a poco las espinacas según vayan mermando.



Pelamos las patatas y luego de lavarlas las cortamos en rodajas. Las acomodamos en un molde de pudin previamente rociado con aceite. Salpimentamos.
Agregamos las espinacas salteadas tapando las patatas.
Batimos los huevos y los mezclamos con la nata líquida. Agregamos unos toques de nuez moscada y sal, mezclamos bien y lo agregamos al molde empapando las espinacas.




Distribuimos el queso y espolvoreamos orégano por encima.
Horneamos durante 40 minutos a 180º, en caso de horno electrico solo utilizar el fuego o calor de abajo.



Pudin listo para degustar!


Aquí les dejo un video para los que no lo conocen o simplemente quieren volver a recordarlo!
Buen provecho!


Comentarios

Entradas populares